Lorena Subires | COLECTIVO URBAN MEET

Lorena Subires Jiménez nace en 1992 en Antequera. En 2011, como alumna de la escuela Sevilla de Moda, presenta su primera propuesta en una pasarela.  Es con este primer diseño con el que se empieza a plasmar la identidad de la joven diseñadora.

En la faceta de Prêt-à-porter, en junio de 2012, queda finalista en el concurso nacional “Nuevo look para la Cibeles” dirigido por David Delfín y el Canal Historia. Con ‘Ixchel’, su primera colección completa, fue finalista de la XI edición del concurso de diseñadores nóveles “Andalucía de moda”.

En 2015 presenta su segunda colección “Sombra y Luz” como emprendedora en “Andalucía de moda”. Unos meses después es galardonada con el “Dedal de oro” por su trayectoria como joven  emprendedora, seguidamente es reconocida también en su ciudad natal con el “Efebo” de Antequera.

SU COLECCIÓN

KALI. La diosa KALI representa el aspecto destructor de la divinidad, es destructora de la maldad y de los demonios y es símbolo de la regeneración. De procedencia hindú, su simbología en el mundo animal es el tigre.

Con esta colección Lorena Subires ha trabajado estos valores desde una perspectiva actual, partiendo desde el deporte –concretamente el boxeo- para recrear ese sentimiento de lucha y coraje que son el motor de su universo femenino, de la mujer que viste su firma.

Las formas y los cortes de esta colección respetan la esencia de la marca. Prendas oversize, estructuras rectas y estilismos que caen dibujando siluetas desenfadadas pero muy acordes dentro de la inspiración.

Lorena subires no deja atrás sus orígenes empleando cortes canasteros y volantes que conviven a la perfección con lo deportivo.

Las cuerdas son uno de los elementos estrellas del desfile. Utiliza texturas como pana, polipiel y tejido hidrófugo.

Los colores son parte fundamental en el hilo argumentativo del desfile. Una historia que empieza con el verde, en su versión más oscura, le sigue el naranja y, por último, toma protagonismo el color blanco, el más puro de todos.

Como complementos la mochila con forma de saco de boxeo acompañan los estilismos más urbanos.