ISABEL DÍAZ ROSADO

Isabel-Díaz-Rosado-IntIsabel Díaz Rosado, natural de Bollullos Par del Condado, Huelva. Licenciada por la facultad de Bellas Artes de Sevilla, especializada en Restauración y Conservación de bienes culturales y en Pintura como segunda especialidad. A su vez, se tituló en Diseño de Moda en la escuela Sevilla de Moda, completando su formación en la Academia di Belle Arti di Brera en Milán, Italia.

Ha participado en diversas exposiciones de Arte nacionales e internacionales, entre ellas, en Miami (EE.UU.) con una ilustración de moda. Así como en Milán fueron elegidos algunos complementos creados por ella para exponerlos en la Triennale di Milano.

Ha realizado varias colecciones y participado en diversos desfiles, estrenándose en 2014 con ECLOSIÓN, su primer proyecto en el que se combinó moda y obras plásticas, adaptándolo a personas invidentes o con alguna discapacidad visual, siendo el primer desfile de moda audio-descrito del mundo, inspirado en los jardines del Real Alcázar de Sevilla, donde tuvo lugar.

Actualmente, además del sector moda, se mueve por el mundo de las artes escénicas y cinematográficas en el departamento de vestuario.

 ‘Inextinción’

El tema de la colección es la flora extinta y en peligro de extinción. Normalmente se habla de animales y no sólo son éstos los que se extinguen, también algunas especies del reino vegetal han desaparecido o están a punto de hacerlo. Esta idea la he representado en cada pieza con los diferentes tejidos y formas utilizados y con un bordado de flores y plantas realizado a mano. Para evitar la extinción es importante mantener un equilibrio ambiental. Por ello he protegido algunos bordados florales con una capa plastificada.

En general la colección presenta formas abiertas y redondeadas, nada agresivas pero sí intencionadas con algún toque geométrico interpretando flores cerradas y presentando la agresividad a la que están expuestos los vegetales.

Se ha utilizado tejidos lisos, unos con más movimiento y suaves como los pétalos de las flores y otros con más cuerpo y fuerza como los tallos que las sustentan y las hojas que las acompañan. La textura más interesante son los bordados realizados a mano formando pequeños jardines verticales representando esa flora en peligro junto con el plástico protector que en ocasiones las cubre.

Los colores predominantes son el blanco y los tonos verdosos, acompañado de una gama de colores pasteles y delicados, rotos por la viveza y los tonos vibrantes de los bordados florales.

La colección irá acompaña de colgantes y decoraciones para el pelo realizadas de porcelana y tejido.