Anel Yaos ha querido siempre transmitir lo surrealista de las cosas y mirar desde un punto de vista diferente. Siempre busca elevar a ese personaje enigmático creado en su mente a una posición muy elevada, no en un estatus social, sino en una forma de ser. Ese personaje imaginado puede a su vez aliviar la angustia de buscar un modo propio de expresión que represente cómo se siente en cada momento y que no pertenezca a un grupo en particular para ser aceptado, sino a un grupo único. En el proceso creativo y estudio de las colecciones, Anel Yaos siempre tiene presente los maravillosos años 70 y 80, lo ambiguo, la evolución, los volúmenes y, sobre todo, ‘llamar la atención’.

El diseñador se forma en 2005 en la Escuela de Arte de Sevilla, completando su formación con estudios de Escaparatismo en la Escuela de Arte de Sevilla, Diseño y Gestión de la Moda en la Escuela Ceade-Leonardo y Moda y Comunicación (Innovación, Creatividad y Nuevos Retos Profesionales) en la Escuela Pablo de Olavide. Presenta su primera colección ‘The other side of heaven’ en la pasarela Andalucía de Moda, obteniendo el premio al Mejor Diseñador Novel de Andalucía. Con esta colección gana un segundo premio en el concurso Lesley Nicole Sekulich Awards y desfila también en Valencia Fashion Week, donde repite con su segunda colección, ‘Rohumine’ y gana el premio al mejor diseñador. Ello le abre las puertas de la pasarela en ediciones posteriores con su tercera colección ‘2255’.

Tras sus logros, Anel Yaos empieza a trabajar como Director Artístico y Creativo en la plataforma de comunicación y moda Bizarre Project, realizando publicaciones en Vogue UK, Vogue Italia y Vogue España, entre otros.

2255 (veintidós cincuenta y cinco)’, se ha convertido para Anel Yaos en una señal, en sueños, matrículas o viajes que traían con ellos este sello. Una cifra que oculta tras ella la contraposición, concepto que será fuente de toda inspiración para la creación de esta colección. Un enfrentamiento de estados de ánimos, de verdades y mentiras, situaciones de amor y odio que crean una visión diferente del mundo que rodea la diseñador. Un lugar lleno de planos opuestos que se enfrentan en busca de una única verdad que se distorsiona a través de mecanismos artificiales, buscando la aprobación a través de los ojos de los demás.

Los tejidos luchan entre sí hasta llegar a la fusión perfecta, donde se enfrentan dos universos. Un plano inquietante caracterizado por oscuridad, tiniebla y misterio  contra un mundo de color, vivo, fuerte y romántico. Las piezas de diferentes materiales, como lana fría, punto, seda, piel y raso, se unen con redes, tejidos plásticos y futuristas, creando una aleación de looks unisex donde las prendas no tienen sexo. Una amplia gama de colores caracterizan este trabajo: negros, rojos, naranjas, fucsias, marrones, cobres, azules, metalizados y blancos viven en prendas con distintas composiciones.

Una propuesta de Primavera-Verano para el 2015, que pretende crear una sinergia de todos los elementos que luchan en la contraposición de estados de ánimos, visiones, realidades y mentiras situadas en el subconsciente  y consciente del ser.

COLABORADORES.– Zocos (botas) by ELENA FERRO & metacrilato by INMACULADA VERGARA